Segunda Guerra Mundial
RegistrarseBuscarChatMiembrosGrupos de UsuariosLogin




Responder al tema Página 1 de 1
LA INTERVENCIÓN DE ITALIA
Autor Mensaje
Responder citando
Mensaje LA INTERVENCIÓN DE ITALIA 
Desde que empezó la guerra en setiembre de 1939, Italia se mantuvo neutral, a pesar de la presión que ejerció Alemania para que cumpliera lo estipulado oportunamente en el Pacto de Acero.Mussolini, maestro en el terreno de las palabras, definió su actitud declarándose no beligerante, fórmula ambigua y dilatoria que encerraba todos sus temores e incertezas en ese momento crucial de Europa y del fascismo.Italia no estaba preparada para la guerra y sus ocho millones de bayonetas eran un bluff que le sirvió en los años de entreguerras pero que ahora se le volvía en contra.Nunca antes en la historia de la humanidad, un ejército ficticio cumplió un rol protagónico y durante muchos años, como el ejército fantasma que Mussolini inventó con su poder de seducción e inventiva.El gran periodista en su rol de estadista, en vez de inventar primeras planas en los diarios, convenció al mundo de que Italia era una superpotencia militar capaz de despertar en cualquier momento.Paradójicamente el único que estaba al tanto de esta gran mentira era su aliado Hitler, siempre bien informado por sus servicios de inteligencia.Sin embargo, era tanta la admiración que Hitler profesaba por su amigo italiano, que en cierta forma lo acompañó en ese juego y nunca lo abandonó , ni aún después de los desastres militares italianos en Grecia y Africa.Cuando sus planes de guerra se vieron afectados por los desatinos de su aliado, en vez de abrirse, salió en su ayuda pagando un precio que más tarde se revelaría altísimo.Si existiera un monumento a la amistad nadie lo merecería más que Hitler en su relación con Mussolini.

Mussolini, por su parte, desconfiaba de Hitler.Luego esa desconfianza se transformó en miedo a ser invadido desde la frontera austríaca por lo que ordenó fortificar toda la frontera italo-alemana hacia finales del año 1939.El 18 de marzo de 1940, Mussolini y Hitler se encontraron en el Brennero pero el Duce siguió sin definirse.Por otro lado, Roosvelt y Churchill lo presionaban para que se mantuviera neutral.Evidentemente estaba en una encrucijada con un panorama sombrío a sus ojos.Si se mantenía neutral, sabía que Hitler en algún momento se cansaría de esperar e invadiría Italia de la noche a la mañana.Si se pronunciaba a favor de los aliados, la venganza alemana sería igualmente terribe, más sabiendo que su capacidad de defensa era nula.Además sabía perfectamente que no podía contar con el apoyo de Inglaterra y los Estados Unidos, sobre todo después de ver como habían abandonado a su suerte, primero a Polonia y luego a Francia.Le quedaba una opción que fue la que finalmente eligió: unirse a Alemania.En tal caso la suerte de Italia estaba igualmente sellada y él lo sabía.Mussolini le decía a sus íntimos que si Alemania ganaba la guerra , el destino de Italia sería en el mejor de los casos, el destino de una colonia al servicio del imperio alemán.Por el contrario, si Alemania perdía la guerra a él lo colgarían e Italia estaría sujeta a las peores humillaciones.Hoy a la luz de los hechos resulta fácil decir que Mussolini se equivocó al entrar en guerra al lado de Alemania pero en junio de 1940 sólo un demente podía pensar que Alemania iba a perder la guerra.Media europa se había rendido a los pies de Hitler y sólo Inglaterra resistía de rodillas pero no se sabía hasta cuando aguantaría.La caída de una potencia milenaria como Francia( terminó convenciendo a Mussolini de que la mejor opción era combatir a la par de Alemania.Y Francia no era un país menor o periférico sino una potencia que era invadida después de mil años.

En Italia, además, todos los grandes diarios e incluso el rey que antes había sido antialemán presionaban a Mussolini para que interviniera al lado de Alemania.Hasta los grandes industriales y destacados intelectaules dijeron que se trataba de una ocasión irrepetible y que era imperdonable no aprovecharla.Todas estos altos exponentes de la vida italiana, después de la guerra, sufrieron una amnesia general y culparon a Mussolini por haber arrastrado a Italia a una guerra que nadie quería!!!.Por suerte están los medios gráficos y escritos de la época para desmentir esta farsa construida durante la posguerra.

Muchas veces, para ilustrar la actitud de Mussolini en esos días, se pone el ejemplo de Francisco Franco que se mantuvo neutral a pesar de las presiones recibidas por parte del eje.Se trata de un ejemplo equivocado, teniendo en cuenta que España es un país periférico sin demasiada incidencia en el mediterráneo.Italia, en cambio, ocupa un lugar estratégico en el mapa europeo que ni los aliados ni los alemanes podían darse el lujo de ignorar.Franco pudo elegir, Mussolini en cambio no tuvo alternativas.

Volviendo al 10 de junio de 1940, ese día desde el balcón de Palazzo Venezia, Mussolini anunció su declaración de guerra contra Francia e Inglaterra.A partir de ese día Italia dejaba de ser dueña de sus actos y unía su destino al de Alemania.El plan de guerra de los italianos era un gran secreto y nadie sabía cuáles serían las primeras acciones de Mussolini.Los servicios de iteligencia alemana pronto descubrieron que ese gran secreto no se debía a la discreción del alto mando italiano sino a la ausencia de plan alguno.Las hostilidades se iniciaron con un traicionero ataque a Francia en el sector de los Alpes occidentales.El ejército italiano, sin preparación alguna, estaba guiado por el príncipe de Saboya, acompañado de condes, duques, marqueses y jerarcas del partido fascista que buscaban la gloria personal en una aventura que recrearía las experiencias de Etiopía.Después de todo, Mussolini les había asegurado que se trataba de un paseo.Muy pronto el paseo se transformó en pesadilla y a pesar de que Francia estaba siendo desmembrada por los alemanes, las tropas francesas se enfrentaron heroicamente al invasor italiano provocándoles cuantiosos daños y bajas.Afortunadamente para los italianos, el día 24 de junio cesaba la guerra en el frente occidental.Francia se había rendido a los alemanes y ahora era el turno de recoger una porción de la torta.Al menos eso es lo que pensaba Mussolini que pretendía Córcega, Tunez, Avignon,Valenza, Lyon, Casablanca y otras franjas de ocupación a lo largo del Rodes.Hitler se reúne con Mussolini, y tratando de no herirlo en su orgullo, le hace ver que no es su intención humillar a Francia y que las condiciones del armisticio las iba a dictar él.Hitler, con buen tino se cuida de invitarlo a firmar un armisticio paralelo con los franceses.Un Mussolini furioso y humillado regresa a Roma donde firma un armisticio menor que debía entrar en vigor a la vez que el franco-alemán.Allí se estipula la desmilitarización de una franja de 50 kms de anchura en la frontera ítalo-francesa y en la libio-tunecina, así como la utilización del puerto de Djibuti y del ferrocarril de Addis Abeba.Demasiado poco para las aspiraciones iniciales de Mussolini pero muy generoso para Italia si se tiene en cuenta que fue una guerra de 5 días con los franceses ya derrotados.

Fuente: http://2gm.tusitio.es/

zalv-2



_________________


Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Mostrar mensajes de anteriores:
Responder al tema Página 1 de 1

Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro
  





Crear un foro | foros de Formación | | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo