Segunda Guerra Mundial
RegistrarseBuscarChatMiembrosGrupos de UsuariosLogin




Responder al tema Página 1 de 1
General USAF Benjamín O. Davis Jr. Un Héroe Estadounidense
Autor Mensaje
Responder citando
Mensaje General USAF Benjamín O. Davis Jr. Un Héroe Estadounidense 
General USAF Benjamín O. Davis Jr. Un Héroe Estadounidense
por el Coronel USAF(R) Alan Gropman*



Benjamín O. Davis Jr. en un P-51 Mustang

EL GENERAL BENJAMÍN O. DAVIS JR. es un héroe estadounidense, un campeón que demostró gran valentía física y moral. Reservamos el término héroes para quienes demuestran valentía física, porque ellos arriesgan sus vidas por algo más grande que ellos mismos—por ejemplo, el bienestar supremo de su nación o su gente. Ciertamente, el General Davis superaba en mucho esta norma.

Inspirado por los vuelos, a los 14 años de edad el joven Davis convenció a su austero padre para que pagara a un piloto de exhibición y lo hiciera volar sobre Washington, DC. A partir de ese momento, los aviones capturaron su imaginación, y él usaría después la aviación para fomentar reformas militares y sociales de gran importancia. Al alcanzar su mayoría de edad, decidió que ayudando a Estados Unidos a conseguir la victoria en la Segunda Guerra Mundial, daría validez a la integración racial, eligiendo los cielos de Europa como su campo de batalla y el avión como su arma. Demostrando que los hombres de raza negra podían volar, luchar y dirigir con el mismo arrojo, dedicación, disciplina y habilidades que los blancos—una noción completamente extraña para la mayoría de blancos en Estados Unidos en 1941—ayudó a destruir el mito de la inferioridad racial. Esta mentira servía de base para la segregación en los Estados Unidos, y el General Davis estaba convencido que había que destruirla para mejorar tanto a los militares como al destino de los negros en Estados Unidos.

Para lograr esto, arriesgó su vida sobre campos extranjeros en cielos lejanos enfrentando a los aviadores más hábiles y mejor equipados del mundo— los pilotos de caza de la Fuerza Aérea (Luftwaffe) de la Alemania nazi. Igualmente importante, también tuvo que defender, enfrentar y discrepar abiertamente con sus superiores cuando intentaron cohibir o destruir a sus Aviadores de Tuskegee. Es importante anotar que los Aviadores de Tuskegee—los pilotos y su personal terrestre, que habían sido entrenados para volar, combatir y mantener los aviones en los aeródromos del Ejército en Chanute y Tuskegee a principios y mediados de la década de 1940—compartían la visión y el arrojo del General Davis. Tuvo éxito no sólo por su talento natural para el mando, sino también por la dedicación de los demás Aviadores de Tuskegee a la misión.

Honramos al General Davis por su valentía física—representada por las 60 misiones de combate que voló durante la Segunda Guerra Mundial y las condecoraciones que ganó, incluyendo la Cruz de Vuelo Distinguido y la Estrella de Plata–así como por ser líder de los Aviadores de Tuskegee. También le rendimos homenaje por su muestra amplia de valentía moral. Durante toda su vida profesional, mantuvo los principios de West Point: Deber, Honor y Patria. El General Davis dedicó 43 de sus 89 años al servicio de los Estados Unidos, pasando todo el tiempo en la aviación. Amaba su país y poder volar.

El General Davis puso el deber en el mismo nivel que las otras dos virtudes de West Point, aferrándose a éste cuando tuvo que enfrentarse a la intolerancia y la discriminación, cuando enfrentaba a un enemigo altamente capaz, y cuando sirvió a su gente y a su país; aunque pudo haber elegido una carrera mucho menos rigurosa e infinitamente menos peligrosa. Lamentablemente, los cadetes de West Point entre 1932 y 1936 lo eludieron debido a su raza—durante los cuatro años que pasó allí nadie hablaba con Ben Davis, a no ser por razones oficiales. Él respondió adoptando el credo de aquellos que intentaron expulsarlo—Deber, Honor y Patria—y se mantuvo desafiante contra su intolerancia. El silencio lo siguió al Ejército, incluso durante varios años después de su graduación. Sus años solitarios en West Point simbolizan su determinación, disciplina, resolución y sentido del deber–su valentía moral. Saber que los intolerantes querían que fallara aumentó su determinación para lograr el éxito, y se graduó en el tercer puesto de la clase de 1936.

¿Honor? Los cadetes que asistieron a West Point entre 1932 y 1936 actuaron de manera deshonrosa, como lo hizo el liderazgo de la Academia Militar del Ejército de los Estados Unidos. West Point violó su propio código, sin embargo nadie allí ni en el Ejército intervino. El General Davis sabía que estaba luchando contra algo más grande que el racismo de jóvenes adolescentes o en sus veintitantos años de edad, sin embargo se mantuvo impasible, enfrentando la intolerancia con dignidad y sin ceder nunca. Su honor es incuestionable.


Los primeros cadetes de Tuskegee, 1941

Después de graduarse de la escuela de aviación en el Aeródromo del Ejército en Tuskegee, Alabama, el General Davis llevó al Escuadrón de Cazas No. 99—que incluía al primero de los Aviadores de Tuskegee—a África del Norte donde fueron discriminados por el comandante del Grupo de Cazas No. 33. Ese Coronel intentó desterrar al Escuadrón No. 99 del combate y evitar el establecimiento del Grupo de Cazas No. 332 y del Grupo de Bombardeo Mediano No. 477—las nuevas unidades formadas por Aviadores de Tuskegee. El General Davis luchó por sus hombres, enfrentándose al comandante y a gran parte del liderazgo de todas las Fuerzas Aéreas del Ejército—a todo aquel que respaldara la intolerancia del comandante del grupo. Davis, un Teniente Coronel en ese entonces, discrepó abiertamente con el comandante de las Fuerzas Aéreas del Ejército, un General de cuatro estrellas, que intentó destruir la reputación del Escuadrón No. 99 y marginar a todos los negros. El General Davis ganó esa batalla en el Pentágono en una aplastante muestra de valentía moral.

En Italia, al mando del Grupo de Cazas No. 332, tuvo la oportunidad de cambiar las misiones de ataque a tierra por misiones de escolta a bombarderos. Si tenía éxito aseguraría su meta de refutar la falsedad de la inferioridad racial demostrando la destreza de los Aviadores de Tuskegee contra la jactanciosa Luftwaffe. El récord de este grupo bajo el mando del General Davis es único. En las 200 misiones de escolta contra objetivos fuertemente defendidos, los Aviadores de Tuskegee nunca perdieron un bombardero ante un caza enemigo. Ninguna otra unidad de combate, volando la mitad de las misiones, pudo reivindicar tal éxito. Este triunfo se eleva como un tributo a la dedicación, habilidad, valentía y disciplina de estos hombres, y a la sagacidad y el liderazgo tácticos del General Davis.

Durante la guerra, los Aviadores de Tuskegee también derribaron 111 aviones enemigos en combate aire-aire; derribaron al segundo, tercero y cuarto cazas enemigos en aparecer en el combate; destruyeron más de 150 aviones de la Luftwaffe en las bases aéreas alemanas; averiaron muchas locomotoras alemanas y gran cantidad de material en movimiento; y hundieron un destructor alemán y numerosas barcazas fluviales. Sus logros convencieron a varios líderes del Air Corps de que la segregación era innecesaria, y, por lo tanto, un desperdicio inadmisible. Cuando la Fuerza Aérea pasó a ser un servicio independiente en 1947, su jefe de personal analizó el tema de la segregación racial, sin encontrar ninguna base biológica ni sociológica que la justificara; y mencionó el récord de los Aviadores de Tuskegee y el liderazgo del General Davis para documentar el caso para la integración. De este modo, la Fuerza Aérea de los Estados Unidos se convirtió en el primer servicio en eliminar la práctica costosa y perjudicial de la segregación anunciando su intención de integrarse en abril de 1948; comenzó el proceso en mayo de 1949 y lo terminó dos años después. Al tomar esta acción, la Fuerza Aérea se convirtió en el servicio preferido de los negros talentosos por un abrumador margen. La integración racial funcionó sin complicaciones, mejoró las operaciones de la Fuerza Aérea y sentó un ejemplo para los otros servicios.


P-51 Mustang "Colas Rojas" del Grupo de Cazas No. 332

Enfrentados con las demandas de la Guerra de Corea, la Marina, el Ejército y la Infantería de Marina siguieron su ejemplo. En efecto, las fuerzas armadas de los Estados Unidos dieron el ejemplo a la sociedad estadounidense, completando la integración décadas antes de que el primer negro dirigiera un equipo de béisbol de las ligas mayores o fuera entrenador en la Asociación de Nacional de Baloncesto. Vivimos en un Estados Unidos diferente de aquel de la década de 1940 ya que las fuerzas armadas—la escuela de la nación en las décadas de 1940 y 1950—enseñaron a Estados Unidos como hacer funcionar la integración.

El General Davis fue esencial para esta transformación. Su rendimiento estelar en West Point y sus extraordinarias hazañas durante la Segunda Guerra Mundial, así como aquellas durante el resto de su carrera en la Fuerza Aérea y el Departamento de Transportes, desmintieron la invención de la inferioridad racial. Además, sus condecoraciones por heroísmo y el rendimiento de sus Aviadores de Tuskegee bajo su mando eliminaron la creencia de que los negros carecían de coraje y que no seguirían a los líderes negros. Por último, su permanencia eficaz y armoniosa como comandante del Ala de Cazas No. 332 y comandante de base en la Base de la Fuerza Aérea Lockbourne, Ohio, entre 1946 y 1949—tiempo durante el que dirigió a numerosos funcionarios públicos, todos ellos blancos—destruyó la mentira de que los blancos nunca trabajarían para un supervisor negro. El General Davis desacreditó todas esas barreras a la integración racial.

El General continuó una carrera exitosa después de 1949 en el Air War College y en el Pentágono; en Corea, Japón, República de China, Alemania y las Filipinas; y en el Comando de Ataque de los Estados Unidos, en Florida. Después de retirarse de la Fuerza Aérea en 1970 con el grado de Teniente General, se desempeñó como director de seguridad pública en Cleveland y posteriormente en el Departamento de Transportes. Su propuesta de creación del programa de oficiales del aire redujo a cero el número de secuestros aéreos en los Estados Unidos en poco tiempo. El General Davis recibió su cuarta estrella en 1998, unos tres años y medio antes de su muerte. Evidentemente, logró mucho en su larga vida, pero ningún logro le dio más satisfacción que dirigir el esfuerzo para terminar la segregación en la Fuerza Aérea de los Estados Unidos.


Benjamín O. Davis Jr. cuando fue ascendido a Gral. de Cuatro estrellas,1998.

En efecto, nadie es más responsable por integrar la sociedad estadounidense que Ben Davis, quien usó el P-40, P-39, P-47 y P-51, así como la destreza y disciplina de los Aviadores de Tuskegee para hacerlo. Su nivel de competencia en la aviación demostró a todos, salvo a los más intolerantes, que la raza no importaba. Como nota final, aunque el General Davis nunca se avergonzó de ser negro—no hubo en él ni una pizca de odio propio—le disgustaba el término Afro-Americano y no daría discursos en los eventos que celebraban el Mes de la Historia de los Negros, observando con tristeza que si para describir a los destacados estadounidenses blancos no se incluían guiones, tampoco deberían incluirse para referirse a él. Más bien, como el título de su autobiografía, prefirió ser conocido simplemente como Benjamin O. Davis, Jr., Estadounidense.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------

*El Dr. Alan Gropman es catedrático distingue de Política de Seguridad Nacional en el Instituto Industrial de las Fuerzas Armadas, Fort Lesley J. McNair, Washington, DC. Ahora Coronal retirado, sirvió 27 años en la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, incluyendo dos períodos en Vietnam donde participó en más de 670 misiones de combate.



Fuentes:


Texto extraido: -http://www.airpower.maxwell.af.mil/
Crédito fotos: -http://www.nasm.si.edu/blackwings/index.html



Saludos



_________________

Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes de anteriores:
Responder al tema Página 1 de 1

Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro
  





Crear un foro | foros de Formación | | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo