Segunda Guerra Mundial
RegistrarseBuscarChatMiembrosGrupos de UsuariosLogin




Responder al tema Página 1 de 2
Ir a página 1, 2  Siguiente
Fallschirmjäger
Autor Mensaje
Responder citando
Mensaje Fallschirmjäger 
TROPAS PARACAIDISTAS ALEMANAS
Las tropas aerotransportadas alemanas o Fallschirmjäger, fueron desarrolladas a los largo de los años 30 como una fuerza élite altamente entrenada en tácticas de combate, manteniedolas aparte de los otros brazos armados de la Wehrmacht. Su propósito era realizar desembarcos aéreos detrás de las posiciones enemigas con el fin de tomar y asegurar puntos claves para el avance de las fuerzas o destruir objetivos al interior del territorio enemigo. Después del asalto a Creta, fuero empleados poco en su papel original, aunque conservaron su estatus de fuerza élite, siéndoles asignadas misiones que explotaron al máximo sus condiciones y entrenamiento de combate. En las duras campañas del Oeste de Europa, Escandinavia, Creta, Italia y los primeros combates después del desembarco aliado en Normandia, los Fallschirmjäger lucharon con distinción, caballerosidad y fiereza, a pesar de sus graves perdidas. La lealtad demostrada a su unidad y sus camaradas, les trajo al final la admiración de amigos y enemigos en el campo de batalla.


POLONIA - DINAMARCA - NORUEGA
Cuando la Wehrmacht ataco a Polonia en Septiembre 1 de 1939, al Mayor General Kurt Student comandante de los regimientos Fallschirmjáger le fueron asignadas varias tareas que incluían la captura de los puentes sobre el Vistula y la ocupación de algunos aeródromos localizados entre el mismo y el rio Bug. aquí fue donde las unidades tuvieron las primeras bajas en la guerra. Student y sus hombres estuvieron muy decepcionados por no haber sido usados en el papel inicial para el cual habían sido entrenados, sin embargo, Hitler les aseguro que pronto tendrían la oportunidad para demostrar sus habilidades.

Finalmente el 9 de Abril de 1940 con la invasión de Dinamarca y Noruega, a la 4.Compañía del I./FJR 1, bajo el mando del Capitan Gericke, le fue asignada la captura del puente en Stoerstrom, que unía las islas de Falster y Seeland y el aeropuerto de Aalborg, las sorprendidades fuerzas danesas que los custodiaban, fueron rápidamente dominadas. La operación sobre Noruega, no fue una misión fácil, al Teniente von Brandis, comandante de la 3.Compañía, se le asigno la tarea de capturar el aeródromo de Stavenger-Sola, donde encontró un dura resistencia por parte de los defensores, solo después de recibir refuerzos en Ju-52, el sitio pudo ser asegurado. En Oslo-Fornebau, la 2.Compañía, pudo asegurar el sitio en el primer dia de combate.

Los Fallschirmjáger sufrieron su primera derrota el 14 de Abril, cuando la 1.Compañía del Teniente Schmidt fue lanzada sobre el Valle de Gudbrandsal, 90 millas al norte de Oslo con el fin de interceptar las fuerzas inglesas que avanzaban hacia Trondheim. Después de cuatro días de duros combates, en los cuales sufrieron fuertes perdidas, debieron rendirse cuando se quedaron sin munición.






ASALTO DE EBEN-EMAEL

Para la invasión de Belgica y Holanda, la Wehrmachat asigno a la 7° Flieger y la 22° Aerotransportada la misión de capturar las fortificaciones a lo largo de la frontera belga y la neutralizacion del Mando Holandes en La Haya, ademas de la captura de varios puentes estratégicos. El mas peligroso estos objetivos era el Fuerte de Eben Emael en Belgica, construido a 45m por encima del banco oeste del Canal Alberto a lo largo del rio Maas y considerado para su época como impenetrable. Para la toma del mismo y tres puentes cercanos, se organizo bajo el mando del Capitan Walter Koch, el Grupo de Asalto Koch, este consistía de una compañía de los I y II/FJR 1 y un grupo de planeadores, con 500 hombres. El grupo fue dividido en cuatro secciones cada uno con un objetivo especifico. El Grupo Eisen bajo el mando del Teniente Schächter le fue asignado el puente Canne; al Grupo Beton, bajo el Teniente Schacht el puente Vroenhoven y al Grupo Stahl al mando del Teniente Altmann el puente Velwezelt; para el ataque al fuerte, el Grupo Granit, al mando del Teniente Rudolf Witzig debia aterrizar con 85 hombres en 11 planeadores. |Ataque a Eben Emael|

Para la tarde del asalto, el fuerte estaba en manos alemanas, con la rendicion de 1000 hombres y la perdida de 20 heridos y 6 muertos.


ASALTO A HOLANDA
El coraje demostrado por las tropas paracaidistas, fue a su vez imitado por las fuerzas aerotransportadas en la invasión a Holanda. Las ciudades y aeródromos claves de Amsterdam, Utrecht, Rotterdam y Dordrecht fueron los blancos asignados a los 2000 hombres de la 7° Flieger y los 12.000 de la 22° Aerotransportada. A pesar de que el mando holandes había sido alertado con anterioridad del dia de la invasión y que las fuerzas defensoras presentaron una fuerte resistencia, los Fallschirmjäger lograron rápidamente capturar todos su objetivos. Los puentes de Moerdijk y Dordrecht fueron capturados intactos y mantenidos a pesar de la fuerte resistencia. Después de 2 días de combates, las fuerzas del 18° Ejercito de Klucher alcanzaron el puente. Durante el ultimo dia de batalla, el General Student fue gravemente herido, lo cual lo tuvo varios meses fuera de servicio.

Durante los meses siguientes, el General Putzier, sucesor de Studen, realizo varios cambios en la estructura de la unidad. Se conformo el 3° Regimiento Fallschirmjäger y el Grupo de Asalto Koch fue ampliado a nivel de regimiento como Regimiento de Asalto Koch FJStR. A principios de Enero de 1941, el General Sudent volvio al servicio para tomar el mando del XI. Cuerpo de Paracaidistas, que incluía la 7° Flieger, la 22° División Aerotransportada y el FJStR. Asi mismo, la unidad fue dotada con una nueva ala de planeadores y dos alas de aviones de transporte.










http://www.panzertruppen.org/heer/infanteria/unidades/falls.html Arrow



_________________
Fallschirmjäger !!!!!!

Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Responder citando
Mensaje  
CORINTO

En octubre de 1940 los italianos atacaron Grecia desde Albania. Inicialmente, los griegos lograron contener el ataque italiano, para mas tarde obligar a las tropas invasoras a retirarse. En Marzo de 1941, una fuerza expedicionaria compuesta por ingleses, australianos y neozelandeses arribo a Grecia con el fin de reforzar las tropas. Hitler, estimando que esta situación era un riesgo inaceptable en la frontera sur de Alemania, decidió intervenir. En Abril de 1941, el Ejercito alemán ataco Grecia y para finales del mes, los aliados habían retirado todas sus tropas de la península. Su principal ruta de escape fue a través de un puente en el Canal de Corinto al oeste de Atenas, la captura de este puente, para cortar la retirada aliada fue confiada al FJR 2.

El ataque se inicio en la tarde del 26 de Abril con una pequeña fuerza de paracaidistas al mando del Teniente Hans Teusen, que aterrizo a ambos lados del puente, su misión consistía en mantenerlo, mientras el resto del FJR 2 llegaba al sitio. Todos los planeadores, excepto uno, llegaron a tierra a salvo y la guardia inglesa fue rápidamente dominada y los paracaidistas iniciaron rápidamente el levantamiento de las minas en el puente. Durante el contraataque ingles, un proyectil golpeo contra las cargas de demolición, volando el mismo y matando a muchos de los paracaidistas. Poco tiempo después, el II./FJR 2 aterrizo e inicio la persecución de las tropas inglesas en retirada, logrando la captura de un gran numero de ellas. Mientras tanto, el I./FJR 2 aterrizo al norte del puente capturando 10.000 soldados ingleses y griegos. Las perdidas alemanas fueron de 63 muertos y 174 heridos.

OPERACIÓN MERCURIO
El ataque a Creta en Mayo de 1941, fue la mayor operación acometida por los Fallschirmjäger a lo largo de la II Guerra Mundial. La isla se había convertido en un problema para los ejercitos alemanes en Africa del Norte, al servir como base para los bombarderos aliados que atacaban a los convoyes de suministros en el Mediterraneo, ademas de las refinerias de Ploetsi en Rumania, que suministraban cerca de la mitad del combustible necesario para la maquinaria de guerra de la Wehrmacht.

El nombre codigo de la operación era Mercurio, para el asalto se usarían todas las fuerzas aerotransportadas alemanas con execpcion de la 22° Aerotransportada que fue enviada a proteger Ploetsi. El ataque se inicio en Mayo 20 y conto con la participación de cerca de 13.000 paracaidistas de la 7° Flieger y la LLStR [Luftlande Sturm Regiment] y cerca de 9.000 hombres de las tropas de montaña de la 5° Division de Cazadores de Montaña [5° Gebirgs Division] en 502 Junkers Ju 52 y 85 planeadores DFS230. Los alemanes iniciaron la operación sin el conocimiento de que la inteligencia britanica habia roto su codigo secreto y una infravaloracion por parte de la Abwehr acerca de la magnitud de la fuerza en la isla.
Joven paracaidista alemán posando con el paracaidasTipo RZ en el otoño de 1939

La fuerza de ataque fue separada en tres grupos denominados Oeste, Centro y Este y enviadas en dos olas de ataque. La primera ola incluía el LLStR y el FJR 3 descendiendo sobre el aeropuerto de Maleme y La Canea con los equipos de transporte ejecutando un segundo viaje. La segunda ola incluía el ataque sobre el aeródromo en Rethymnon por el FJR 2 y Heraklion por el FJR 1. Mientras las fuerzas alemanas descendían sobre la isla, cerca de 27.500 soldados británicos y 14.000 griegos fueron puestos en alerta por los bombardeos ejecutados por 280 bombarderos, 150 Stukas y 200 cazas. Cientos de paracaidistas fueron dados de baja sin haber tocado tierra y otros nunca llegaron a sus objetivos al ser lanzados sobre el mar.

A pesar de la victoria obtenida, Hitler fue impactado por las grandes perdidas de la operación y a partir de esa fecha, los Fallschirjäger nunca volvieron a ser usados en gran escala. Las bajas alemanas fueron de 3.250 muertos y desaparecidos, ademas de 3.400 heridos, contra 2.500 muertos y 10.000 prisioneros británicos y griegos.



El Oberst Ramcke condecora, después de la "Operación Merkur", a varios suboficiales con la Cruz de Hierro de 1ª Clase.


NORTE DE AFRICA
El primer contingente de paracaidistas en arribar a Africa, fue una pequeña fuerza de 614 hombres del Batallon Fallschirmjäger Lehr. El Kampfgruppe Burckhardt bajo el mando del Mayor Bruckhardt llego en Enero de 1942. Despues de una jornada de cuatro dias, participaron en el avance de Rommel a traves de Cirenaica, permaneciendo hasta Marzo cuando fueron trasnportados a Italia via el aeropuerto de Maleme en Creta.

En Julio de 1942, la Brigada Ramcke bajo el mando del Mayor General Bernhard Ramcke arribo a áfrica del Norte, siendo usada para ocupar una posición estatica en las lineas de El Alamein. A medida que los ejércitos de Rommel se retiraban, el FJR 5 fue trasladado vía aérea a Túnez desde Napoles en Noviembre de 1942, continuando la lucha al lado de los remanentes de la Brigada Ramcke, hasta la rendición alemana en Mayo 13 de 1943.


SICILIA E ITALIA
En Julio 10 de 1943, se inicio la operación Husky, la invasión Aliada de Sicilia. La operación fue ejecutada por 180.000 hombres del 15° Grupo de ejércitos y opuestos a ellos habían dos Cuerpos de Ejercitos italianos y 30.000 hombres del XIV Cuerpo Panzer, con el fin de reforzarlos fueron trasladadas la FJR 3 y la I. y III/FJR 4 cerca a Catania entre el 12 y el 14 de Julio, entrando en combate contra la 1° Brigada Paracaidista británica, durante la feroz batalla que se desarrollo en el sector, los paracaidistas alemanes fueron obligados a retroceder, siendo al final evacuados a finales de Agosto. En Septiembre y debido a las negociaciones que desarrollaba el Mariscal Badoglio para sacar a Italia de la guerra, fueron enviadas a Roma la 2° FJD y la 3° División Panzergrenadier con el fin de desarmar a los soldados italianos.


El 12 de Septiembre, en una audaz opreracion llevada a cabo en el Gran Sasso, la 1. Compañia del Fallschirmjäger Lehr, con el apoyo de 40 comandos de las SS bajo el mando del SS Hauptssturmfuhrer Otto Skorzeny, liberaron a Mussolini. Para finales de 1943 los Aliados habian alcanzado la población de Cassino, en cuya parte alta se encontraba el Monasterio de Monte Cassino, en el cual habían sido destacados los I y II/FJR 1 y III/FJR 3 para defender esta parte de la Linea Gustav. A pesar del bombardeo aliado al monasterio, los paracaidistas alemanes permanecieron en sus puestos y solo tras una larga lucha, finalmente las fuerzas polacas lograron tomar el sitio, si bien los integrantes del 1 FJD lograron escapar.

El 22 de Junio, los Aliados iniciaron un asalto anfibio en la zona de Anzio, detras de las lineas alemanas, a este sector fue enviada la recién formada 4. FJD, conformada por los FJR 10, 11 y 12, quienes lograron contener a los aliados por varias semanas, inflingiendoles grandes perdidas. En el otoño de 1944, los alemanes iniciaron su retirada hacia el norte de Italia, las 1.FJD y 4.FJD realizaron una serie de acciones de retardo en la zona de Florencia y el Paso de Futta, retirandose hacia Bolonia a principios de 1945.


FRENTE DEL ESTE
Después de la operación en Creta, la 7° Fallschirmjäger fue traslada a Alemania para ser reconstruida y rearmada, con el fin de participar en la operación barbarroja. En Septiembre recibió ordenes de volar hacia la zona de Leningrado, donde el Grupo de Ejercitos Norte desarrollaba su cerco a la ciudad, entrando de inmediato en combate. Alli, se desempeño como una unidad presente en los puntos criticos, siendo denominada como Los bomberos del Fuhrer , a lo largo del invierno de 1941-42, uno de los mas duros en la zona, mantuvieron sus posiciones hasta ser enviados en Diciembre de nuevo a Alemania. Durante esta epoca la I y II/FJR estuvieron combatiendo en Ucrania.

A principios de Febrero de 1942, un pequeño grupo de combate, bajo el mando del Mayor General Meindl fue enviado a la zona alrededor de Vyasma, al este de Smolensk y despues al norte de Leningrado. Duarnete l ems de Mayo, los rusos lanzaron un ataque con el 11° Ejercito del General Morozov y el 2° Ejercito de Choque del General Vlassov, contra el Grupo de Ejercitos Norte, tmando parte en la batalla el FJR 2.
Fotografia de los integrantes del Grupo Koch, todos condecorados con la Cruz de Caballero, junto con Hitler, después de la operación en Eben Emael
En Marzo de 1943, la 1. FJR repelio un ataque de fuerzas rusas en la zona de Smolensk. En Noviembre fue desplegada en la zona de Zhitomyr la 2.FJD en apoyo de la 1° SS Division Panzer, entrando en accion en la zona de Kirovgrad para mediados de Diciembre. Para 18945, solo remanentes de la 9.FJD y 10.FJD quedaban en la zona de operaciones del Frente ESte, algunos de ellos lucharon en la batalla final por Berlin .



Fotografia de los integrantes del Grupo Koch, todos condecorados con la Cruz de Caballero, junto con Hitler, despues de la Operacion en Eben Emael.


FRENTE OESTE
Cuando los aliados finalmente desembarcaron en Junio 6 de 1944 en Normandia, el FJR 6 del Mayor von der Heydte fue una de las primeras unidades de entrar en combate contra la 82° y 101° Aerotransportadas en la zona de Carentan; mientras las 3.FJD, 5.FJD y el FJR 15 era enviados a la zona como refuerzos. En los duros combates que se desarrollaron, el I/FJR 6 fue virtualmente destruido. El 27 de Julio, los Aliados iniciaron a Operacion Cobra, en la zona de St Lo, avanzando posteriormente hacia Falaise, cuando las pinzas aliadas se cerraron sobre las fuerzas alemanas, en la bolsa quedaron atrapadas la 3.FJD y 5.FJD y remenentes del FJR 6. Mientras tanto, al sur de Bretaña, los restos de la Brigada Ramcke,FJR 2 y FJR 7, estaban concentrados alrededor de la base naval de Brest, finalmente estas fuerzas, uncluido el General Ramcke se rindieron al VIII Cuerpo americano el 20 de Septiembre.

Para Septiembre de 1944 las fuerzas alemanas habían sido obligadas a retroceder hasta Belgica, alli se creo el 1. Ejercito Fallchirmjäger bajo el mando del General Student, localizado cerca a Eindhoven en Holanda. Cuando los paracaidistas de la 82° Aerotransportada aterrizaron cerca a Nijmegen y la 101° Aerotransportada cerca a Eindhoven durante la Operacion Market-Garden el 17 de Septiembre, estos se hallaban en excelente posicion para repeler el ataque aliado.

La ultima operación en la que participaron los Fallschirjäger en la guerra, fue la Ofensiva de Las Ardenas, cuando a un grupo de batalla bajo el mando del Oberstleutnant vn der Heyte se le asigno como mision aterrizar en la zona la norte de Malmedy con el fin de mantener la carretera en contra del avance aliado. El mal tiempo y la inexperiencia de los pilotos, hicieron que solo un 10% de la fuerza cayera en la zona, aunque al final, von del Heyte fue capaz de reunir unos 300 hombres. Despues de ofrecer una dura resistencia y costos de suministros y municiones, los hombres en grupos de 3 a 4 iniciaron la retirada hacia Alemania. El comandante von der Heye, herido en el aterrizaje, se rindio a los americanos en Monschau, el 22 de Diciembre. Ademas tomaron parte en la Operacion las 3.FJD y 5.FJD.

El 2 de Mayo de 1945, el Teniente General Richard Heidrich, dio a los Fallschirmjäger su ultima Orden del Dia: Nosotros debemos cumplir nuestro deber hasta el final, y no debemos sentir que hemos sido derrotados. Mantened vuestro espiritu de Fallschirmjäger. Recordad a vuestros camaradas muertos, aquellos que murieron por todos nosotros.

http://www.panzertruppen.org/faq/index.html







_________________
Fallschirmjäger !!!!!!
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Responder citando
Mensaje  
wooo, que bonito seria ser paracaidista... lo que no me gusta es el modelo del casco preferiria el casco normal, reciba una felicitacion.

zalv-2



_________________

Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Responder citando
Mensaje  
Hola a todos .. Laughing

En la imágen que posteo el Estimado Corso, donde esta Don Adolfo con los hombres que tomaron parte de asalto de Eben Emael, el primero de la izquierda es quien después fuera el instructor de los integrantes de paracaidistas de las SS, el SS-Hauptsturmfürer Kurt Rybka (coloqué el grado que le dieron cuando participó como tal en las SS).

Saludos. Very Happy



_________________
"Serás lo que debes ser o no serás nada"
(General José de San Martín - Libertador de Argentina, Chile yPerú)
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
Responder citando
Mensaje  
Cual seria el motivo de que ellos usaran un casco diferente?



_________________

Muchos enemigos...mucho honor!
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Responder citando
Mensaje  
Oskar_Dirlewanger escribió:
Cual seria el motivo de que ellos usaran un casco diferente?



Wink buena pregunta amigo, latima que no tenga la respuesta Shocked ya la buscaremos


zalv-2 Wink



_________________

Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Responder citando
Mensaje  
Hola a todos ... Laughing

Por lo que he leido fue que originalmente el desarrollo de la ropa y de los equipos especiales fue realizado por el Ejército y la Luftwaffe para proveer a los paracaidistas de los artículos funcionales diseñados específicamente para saltos con paracaídas hasta enero de 1939 cuando todas las unidades de los paracaidistas fueron transferidas al control de la Luftwaffe. Uno de los artículos desarrollados para los paracaidistas fue el casco especialmente diseñado para ellos, el primer modelo introducido en 1935 fue encontrado inadecuado y un segundo modelo fue introducido el 16 de junio de 1938, y siguió funcionando hasta el final de la guerra con variaciones de menor importancia.

Cuando encuentre algo más, lo colocaré.

Saludos. Very Happy



_________________
"Serás lo que debes ser o no serás nada"
(General José de San Martín - Libertador de Argentina, Chile yPerú)
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
Responder citando
Mensaje  
Hola a todos ... Laughing

Acá encontré algo Cool Razz , respecto a los cascos de los Fallschirmjäger. Esta interesantísimo. Smile

http://www.cascoscoleccion.com/alemania/al37para.htm

Saludos. Very Happy



_________________
"Serás lo que debes ser o no serás nada"
(General José de San Martín - Libertador de Argentina, Chile yPerú)
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
Responder citando
Mensaje  
Muy buen articulo amigo Witt...los cascos de los paracaidistas alemanes me recuerdan a los que usan los patinadores de skate





_________________

Muchos enemigos...mucho honor!
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Responder citando
Mensaje  
gracias amigo Fritz Witt usted siempre eficiente... me alegra que se haya aclarado esta duda Very Happy
como siempre he dicho y sostendre los cascos alemanes son los mas bonitos Wink

zalv-2



_________________

Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Responder citando
Mensaje  
Paracaidista aleman,autor el genial McGibs





_________________

Muchos enemigos...mucho honor!
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Responder citando
Mensaje  



_________________
Fallschirmjäger !!!!!!
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Responder citando
Mensaje  
Hola a todos … Laughing

Deseo agregar aquí un parte de la historia de los Fallschirmjäger – “Los Diablos Verdes”

Para el Estimado Corso, prohibido babear el teclado Razz .

Fallschirmjäger, a veces escrito como Fallschirmjager, es una palabra alemana para paracaidista. Fallschirm significa paracaídas, y Jäger significa cazador o guardabosques, y es el término tradicional en alemán para infantería ligera.

Las unidades Fallschirmjäger estaban generalmente muy bien equipadas; tenían las armas más selectas de la Wehrmacht, como el rifle de asalto FG 42, que fueron utilizados exclusivamente por ellos.

Historia

Durante la Segunda Guerra Mundial, la Luftwaffe promovió varias unidades Fallschirmjäger. A diferencia de las prácticas de la Commonwealth y Estados Unidos, esas infanterías formaban parte de la Fuerza Aérea más que del ejército regular. Comenzando con una pequeña colección de batallones Fallschirmjäger al principio de la guerra, la Luftwaffe acumuló tres regimientos formando una unidad del tamaño de una división Fallschirmjäger, más grupos de apoyo y activos, conocida como la 7º División del aire.

Más adelante en la guerra, los activos de la 7º División Fallschirmjäger fueron reorganizados y utilizados como el núcleo de una nueva serie de divisiones de infantería de elite de la Luftwaffe, numerada en una serie que comenzaba por la 1º División Fallschirmjäger. Estas formaciones estaban organizadas y equipadas como las divisiones de infantería motorizada, y desempeñaron a menudo un papel de "unidades de ataque" en el frente occidental. Sus componentes se encontraban frecuentemente en el campo de batalla como grupos de combate “ad hoc” separado de una división u organizado a partir de los activos disponibles misceláneos. De acuerdo con la práctica alemana estándar, estos grupos de combate se denominaban según el nombre de su comandante, como el Grupo Erdmann en Francia o la Brigada de Paracaidistas Ramcke en el norte de África.

A mediados de 1944, las tropas Fallschirmjäger dejaron de ser entrenadas como paracaidistas debido a las realidades de la situación estratégica, pero conservaron de forma honorífica el nombre. Cerca del fin de la guerra, las nuevas divisiones Fallschirmjäger comprendían una docena, con la reducción conjunta en la calidad en las unidades de la serie de mayor número. Alrededor de 54.449 paracaidistas murieron en combate y unos 8.000 están considerados desaparecidos en combate.

Operaciones

Los Fallschirmjäger participaron en muchas batallas famosas, incluyendo la captura del Fuerte Eben-Emael, los lanzamientos en Noruega en 1940 y la defensa de Carentan durante la Batalla de Normandía en 1944. Su lanzamiento más famoso fue en la Batalla de Creta en 1941, donde la 7º División entera fue desplegada junto con otros activos como la 22º División Aerotransportada. La operación fue un éxito al conseguir ocupar Creta, pero con un alto número de bajas entre los Fallschirmjäger, convenciendo a Hitler de que los lanzamientos masivos no eran factibles. De igual manera, los Aliados llegarían a una conclusión similar al final de la guerra, resultando que cada lanzamiento en gran escala tenía un mayor número de bajas.

Una epopeya: la 1ra División Fallschirmjäger en Monte Casino

Durante la Batalla de Monte Cassino, la 1º División Fallschirmjäger, conocidos como “Los Diablos Verdes”, operó como infantería ordinaria. Cuando los Aliados bombardearon el monasterio de Monte Cassino, dejaron la fortaleza hecha escombros. Esto permitió a los Fallschirmjäger resistir durante meses los asaltos y bombardeos pesados. Fueron apodados como los diablos verdes por las fuerzas aliadas por su defensa tenaz, aunque finalmente fueron forzados a dejar la posición por tropas polacas y francesas.

La 1ra División Fallschirmjäger “Los Diablos Verdes”

"Es extraordinaria la tenacidad de estos paracaidistas alemanes. Estuvieron sometidos a toda la fuerza aérea del Mediterráneo bajo la mayor concentración de potencia de fuego que se ha visto jamás. Dudo que haya otras tropas en el mundo que hubiesen podido levantarse y seguir luchando con aquella ferocidad" – General británico Alexander.

Los repetidos intentos de apoderarse del pueblo fracasaron por la fanática resistencia de algunas unidades de élite, en particular la 1ª División de Paracaidista alemana, a la cual el General Alexander calificó como la mejor división del Ejército alemán.” – General US Marshall.

Ninguna otra unidad hubiese podido mantenerse en Cassino de no ser la 1ª División Fallschirmjäger” - General Heinrich Gottfried von Vietinghoff Scheel

Febrero a mayo de 1944. Luchando entre las ruinas de una población casi totalmente destruida por los bombarderos, los Fallschirmjäger alemanes demostraron su extraordinaria capacidad para defenderse en las condiciones más adversas.

El 11 de febrero se decidió finalmente cancelar la fracasada ofensiva, pero para entonces, las bajas aliadas alcanzaban la cifra de 4.200 estadounidenses y 2.500 franceses caídos en acción. A cambio, se había tomado Monte Belvedere y se había cruzado el Rápido pero sin haber conseguido avanzar más allá, ni alcanzar Cassino ni la abadía y mucho menos el Valle del Liri. Es en este momento cuando los alemanes, orgullosos de su 15º División Panzergrenadier decidieron reforzarlos con otra unidad de la que esperaban mucho: la 1º División Fallschirmjäger (“Los Diablos Verdes).

Los aliados, decidieron retirar la 34º y 36º División y la Guardia Nacional de Texas que estaban en un estado bastante precario y sustituirlas por unidades frescas de la Commonwealth, la 4º División Indú y la 2º Neozelandesa. Nos encontramos ahora en Cassino el 13-14 de febrero. Los veteranos paracaidistas alemanes se han desplegado en el pueblo y las laderas próximas pero tienen órdenes expresas de no ocupar la abadía y el monasterio para evitar que sean objetivos militares.

Los aliados, desconfiados, decidieron bombardear Monte Cassino el 15, lanzándose 600 toneladas de explosivo. En el lugar sólo se encontraban los monjes y civiles refugiados y heridos. Muchos de ellos murieron en el bombardeo. El día 15, tras el ataque, el General Senger dio por fin permiso a los paracaidistas para ocupar las ruinas de Monte Cassino y convertirlo en un segundo baluarte defensivo detrás del pueblo.

Ahora era el turno de las tropas británicas y de la Commonwealth de demostrar si eran más capaces que sus aliados estadounidenses y conseguirían finalmente atravesar la Línea “Gustav”. Durante los días 16 y 17 de febrero, la 4º División Indú lanzó varios valientes asaltos sobre Cassino y las colinas próximas. Las bajas fueron terribles. Si los Panzergrenadiers habían demostrado no estar dispuestos a ceder ni un palmo de terreno y a contraatacar cuando fuera necesario, los Fallschirmjäger eran todavía peores enemigos. Por poner un ejemplo, en el ataque a una de las colinas próximas al pueblo (cota 593), el batallón de los Royal Sussex perdió el 50% de sus hombres, lo cual es una auténtica barbaridad.

Enviadas las mejores tropas de la Commonwealth, los fusileros de Rajputana y dos batallones de los temibles Gurkhas, tampoco consiguieron avanzar y las bajas fueron nuevamente escalofriantes. Sólo los maoríes consiguieron alcanzar el pueblo y tomar la estación de ferrocarril, pero por poco tiempo. El 18 de febrero, la ya fogueada 15º División Panzergrenadier lanzó un contraataque a cargo del 211º Regimiento Panzergrenadier junto con algunos cañones de asalto y expulsó a los maoríes del pueblo otra vez.

A partir del 18, comenzó a nevar copiosamente y se detuvo el ataque británico, que además de no conseguir ningún avance, había supuesto ya centenares de muertos y heridos para sus unidades. Era evidente que los alemanes no estaban dispuestos a ceder y que contraatacarían cualquiera que fueran las circunstancias donde hiciera falta. Hasta el 15 de marzo no se reanudó el asalto aliado sobre Cassino, nuevamente encabezado por los británicos. Para aniquilar a los defensores del pueblo, se preparó la ofensiva con un bombardeo previo de 500 aviones que lanzaron sobre el pequeño casco urbano e inmediaciones, 1000 toneladas de explosivos.

Por si esto fuera poco, la artillería lanzó otras 2.500 toneladas más de proyectiles. El suelo tembló en 10 km a la redonda como si se tratase de un terremoto. No podía haber supervivientes. No quedó ni un solo edificio en pie y los cráteres se superponían unos a otros en un espectáculo dantesco, semejante al paisaje lunar.

Continúa ... Arrow

Saludos. Very Happy



_________________
"Serás lo que debes ser o no serás nada"
(General José de San Martín - Libertador de Argentina, Chile yPerú)
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
Responder citando
Mensaje  
Hola a todos … Laughing

Continúo … Arrow

A estas alturas de la batalla, la 15º División Panzergrenadier había sido relevada por los Fallschirmjäger (y bien ganado se lo tenía esta fabulosa unidad). En Cassino, los defensores soportaron horas de bombardeo escondidos en sótanos y cloacas. Algunos quedaron enterrados en vida y desde luego, muchos otros murieron. El ataque que siguió al bombardeo lo llevaron a cabo neozelandeses, que incrédulos ante lo que veían sus ojos, comprobaron como los Fallschirmjäger volvían a ocupar sus posiciones abriendo fuego con fusiles, ametralladoras y morteros contra ellos. El Hotel Excelsior fue uno de los lugares elegidos por los paracaidistas para resistir. Y finalmente, los neozelandeses, como antes estadounidenses, franceses, británicos e indios, tuvieron que retirarse y abandonar el pueblo. Durante nueve días y nueve noches, los Fallschirmjäger diezmaron seis batallones neozelandeses, uno tras otro cada vez que pretendieron tomar la población.

El batallón de Gurkhas de la división, consiguió trepar hasta una colina detrás del pueblo y ya cerca de la abadía, la Colina del Verdugo y otro batallón indú alcanzó la Colina del Castillo, también próxima. Pero los Fallschirmjäger consiguieron aislarlos allí y causarles bajas poco a poco, haciendo la situación insostenible. El día 23 de marzo, más de un mes después del inicio del asalto, el General Alexander ordenó abortar la ofensiva. Los Gurkhas y los hindúes aislados consiguieron retirarse de las colinas donde habían quedado aislados pero dejando un rastro de cadáveres en el camino.

En esta ofensiva, la artillería aliada empleó 600.000 proyectiles, para no conseguir absolutamente nada. Sólo entre la Colina del Castillo y la estación de Cassino, se contabilizaron 2000 muertos propios. El General Alexander reconoció la talla de los Fallschirmjäger alemanes con las siguientes palabras: "Es extraordinaria la tenacidad de estos paracaidistas alemanes. Estuvieron sometidos a toda la fuerza aérea del Mediterráneo bajo la mayor concentración de potencia de fuego que se ha visto jamás. Dudo que haya otras tropas en el mundo que hubiesen podido levantarse y seguir luchando con aquella ferocidad". Esto, con toda seguridad, incluía a sus propias tropas.

El siguiente capítulo en esta sangrienta historia lo escribirían los polacos del II Cuerpo de Ejército, acérrimos y rencorosos rivales de los alemanes. Ni estadounidenses, ni franceses, ni británicos, ni indúes, ni neozelandeses, ni gurkhas, habían conseguido someter Cassino. El 11 de mayo, los polacos tras la habitual barrera artillera se lanzaron al ataque. Ocuparon una cresta a 1500 metros de la abadía (hacia el este) llamada Cresta Fantasma (cota 593). A pesar de las bajas acumuladas y del volumen de fuego, los Fallschirmjäger organizaron un nuevo contraataque obligando al enemigo a (por enésima vez) abandonar su conquista, retrocediendo los polacos con gran número de bajas.

Pero Cassino formaba parte de una línea defensiva, la Línea Gustav, y a pesar de la resistencia de la 1º División Fallschirmjäger, otras unidades de la Wehrmacht en otros sectores no pudieron resistir lo suficiente. Las 94º y 71º Divisiones del Heer acabaron cediendo y los subsiguientes avances aliados pusieron en grave peligro de quedar cercados a los defensores de Cassino y del monasterio. El 17 de mayo, Kesselring ordenó, satisfecho y orgulloso, que la 1º División Fallschirmjäger abandonara sus posiciones. La evacuación se hizo de noche y en orden, aunque no pudieron cargar con los heridos.

La mañana del día 18 de mayo, tropas polacas tomaron el pueblo y coronaron Monte Cassino sin oposición. Sólo encontraron cadáveres, heridos y dos médicos militares alemanes. Las bajas de los defensores alemanes fueron serias, pero hay que recordar que resistieron asaltos sucesivos desde el 20 de enero hasta el 17 de mayo, casi cuatro meses. Que sobre ellos se lanzaron centenares de miles de toneladas de explosivos y que fueron atacados sucesivamente por dos divisiones estadounidenses, una francesa, una Indú, una neozelandesa y otra polaca, consiguiendo imponerse en todos los casos.

Habrá quien dirá que el terreno ayudaba enormemente a los defensores, y esto es cierto. Pero se recordará que tanto los Panzergrenadiers como los Fallschirmjäger se distinguieron por sus exitosos contraataques a varias colinas y cimas desalojando a los defensores, cuando la naturaleza del terreno jugaba en su contra como atacantes. Y hay que recordar que los aliados contaron en todo momento con superioridad aérea y un abrumador apoyo artillero cada vez que lo necesitaron.

Continúa ... Arrow

Fuentes consultadas y para consultar:
http://www.portierramaryaire.com/foro/viewtopic.php?=&p=37866
http://historia.mforos.com/681974/5086061-fallschirmjager-paracaidistas-alemanes/
http://sgm.casposidad.com/foro/viewtopic.php?t=357
http://usuarios.lycos.es/eduardomacri/plano_monte_cassino_other.jpg
http://www.panzerzug.es/pzg/content/view/106/56/
http://razonyfuerza.mforos.com/669697/7199378-fallschirmjager/

Saludos. Very Happy



_________________
"Serás lo que debes ser o no serás nada"
(General José de San Martín - Libertador de Argentina, Chile yPerú)
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
Responder citando
Mensaje  
Hola a todos … Laughing

Pasaremos a leer, si así lo desean, otra versión de los valerosos “Los Diablos Verdes”

El 15 de febrero de 1944, una gigantesca fuerza aérea estadounidense de 142 Boeing B-17 “Fortalezas Volantes”, 45 bombarderos North American B-25 “Mitchell” y 40 Martin B-26 Marauder despegó en dirección a Cassino, una pequeña localidad situada en la carretera que conducía a Roma y sobre la Línea Gustav, la principal posición defensiva alemana en Italia. Su blanco no era otro que la majestuosa abadía benedictina de Monte Cassino, uno de los más bellos monumentos religiosos de Europa. Al anochecer de ese día el monasterio en su totalidad, con excepción de los gruesos muros del exterior, había quedado reducido a escombros, la destrucción de Monte Cassino había sido ordenada en la creencia de que estaba ocupado por las tropas alemanas. La verdad era que el Feldmarschall de la Lutfwaffe Albert Kesselring, Comandante en Jefe del Sur, había prohibido a sus tropas la entrada en el edificio y no había un solo alemán en su interior. Muy pronto, sin embargo, sus ruinas se convertirían en la irreductible fortaleza de los veteranos soldados de la 1ª División Paracaidista alemana.

Era en las laderas por debajo del monasterio que se encontraban las posiciones del Grupo de Combate “Schulz”, traído precipitadamente a Cassino desde Anzio. El grupo de combate estaba formado por el l° Regimiento Fallschirmjäger, el 1º Batallón de Ametralladoras y el III Batallón del 3° Regimiento Fallschirmjäger. El Batallón de Ametralladoras era el que defendía las laderas del monte mientras el III Batallón ocupaba la colina del Calvario (cota 593). Estas tropas estaban mandadas por el Generalmajor Karl Lothar Schulz, un oficial de gran experiencia que había ganado la Cruz de Caballero de la Cruz de Hierro por su valor durante la invasión de Holanda en 1940. Durante diez largos días sus hombres habían resistido tenazmente los ataques del II Cuerpo de Ejército estadounidense hasta hacerles admitir la derrota.

Aprovechando el período de calma que siguió al bombardeo de la abadía, el Kampfgruppe “Schulz” recibió importantes refuerzos de la 1ª División Fallschirmjäger. El Generallentnant Richard Heidrich, que era quien mandaba esta división, había desplegado cuidadosamente sus tres regimientos: el 3° cubriendo el monasterio y el pueblo; el 4°, ocupando el macizo montañoso y el 1° protegiendo la zona alrededor de Monte Castellone y la falda del Monte Cairo. El frente de la División abarcaba unos 13 Km. e incluía algunos obstáculos naturales de indudable valor defensivo. Por debajo del mismo monasterio podían encontrarse innumerables pasadizos y sótanos que podían proporcionar una eficaz protección contra la artillería. Incluso los escombros del edificio, pese a su inestabilidad, también podían servir para protegerse durante la lucha. En cambio, la entrada principal del monasterio estaba expuesta por tres lados al fuego de la artillería -que ni siquiera había cesado después del bombardeo- al igual que las laderas de Monte Cassino y Monte Castellone. Por esta razón, los preparativos para la defensa tuvieron que realizarse en la oscuridad de la noche.

La misión encomendada a esta división habría sido casi irrealizable incluso para dos divisiones. La 1° División Fallschirmjäger alemana había sido creada en la primavera de 1943 con los restos de la antigua 7° División Aerotransportada. En julio de 1943, durante la invasión de Sicilia por los Aliados, la División había llegado a tener 15.000 hombres. Pero ahora en febrero de 1944 y con el desgaste de siete meses de combates, su fuerza se había reducido en más de la mitad. Muchos de sus batallones no pasaban de los 300 hombres y las compañías se reducían a 30 o 40 individuos. Durante todo este tiempo la división había permanecido en acción constante, lo que se traducía en el cansancio acumulado de los hombres, muchos de los cuales además estaban enfermos de malaria. Sin embargo, sabían muy bien que se les había asignado aquella difícil misión precisamente por ser una fuerza de élite, que ninguna otra gran unidad podría emplearla mejor y que tenían una reputación que mantener.

En los años que siguieron a la heroica, aunque costosa operación de Creta, en 1941, las tropas aerotransportadas alemanas se habían ido convirtiendo en unas unidades de élite que Hitler utilizaba como una Feuerwehr es decir, como una "brigada de bomberos". A partir de 1943 la 1ª División Fallschirmjäger había sido dotado con mejor armamento -por ejemplo, con cañones antitanques (Pak) de 75 mm y artillería ligera de campaña de 75 y 100 mm, equipándola además con un vestuario que mezclaba prendas tropicales y de invierno, incluyendo un chaquetón de salto con camuflaje. Les faltaban con frecuencia fundas para los cascos, pero en su defecto solían utilizar habitualmente las redecillas para colocarse ramas de vegetación. La víspera de la tercera batalla de Cassino la moral y el espíritu de cuerpo de cuerpo de los hombres de la División Fallschirmjäger rayaban a gran altura. No sólo les unía su inquebrantable fe en el nacionalsocialismo, sino que se había ido desarrollando en ellos, sin distinciones jerárquicas, un vínculo profundo al compartir el riesgo de los saltos que les había enseñado a depender los unos en los otros, en su habilidad y valor, Los más jóvenes, en 1944, se sabían pertenecientes a una unidad de élite que exigía a sus hombres el máximo de su capacidad de combate. Muchos de los oficiales y suboficiales eran veteranos de las campañas de Holanda, Bélgica, Creta y Rusia. Había también una larga tradición de mando, particularmente entre los jefes, nacida en el campo de batalla. Pero el espíritu de lucha y la fortaleza física no eran las únicas razones para considerar la división como una unidad de élite. Su veteranía y su excepcional preparación para el combate constituían el fundamento de su valor, de su gran iniciativa y de su resolución para combatir.

El altísimo nivel de instrucción de la 1ª División Fallschirmjäger y la flexibilidad de que hacía gala en todos los escalones se debía en gran medida a la personalidad del hombre que la mandaba. Heidrich era un militar profesional que se había hecho merecedor a la Cruz de Hierro de Caballero siendo el jefe del 3° Regimiento Fallschirmjäger en la conquista de Creta. Más tarde, el 5 de febrero de 1944, se había ganado las Hojas de Roble al frente de la 1.° División durante la lucha en el sur de Italia. La defensa de Monte Cassino le valió, el 25 de marzo de 1944, el poder añadir las Espadas a su Cruz de Caballero. Heidrich creía ante todo en una instrucción basada en la imaginación y sin simulaciones. Era un gran especialista en ejercicios de instrucción con fuego real tanto individual como de unidades y adiestraba a sus hombres para hacer de ellos combatientes individuales, resistentes y con una gran confianza en sí mismos. Cada Fallschirmjäger debía ser un soldado completo: infante, ingeniero y artillero antitanque en un solo hombre. Heidrich no toleraba ni la tibieza ni la debilidad y se le tenía fundadamente por un hombre duro. Nunca se cansaba de advertir a sus hombres que el 75 por ciento de la victoria en el combate dependía de la maniobra. Pero esto no quiere decir que fuese un simple ordenancista. Por el contrario, gozaba del respeto de sus hombres y de su sincero afecto. Y su continua preocupación por los métodos de entrenamiento tuvo sus frutos en la batalla decisiva que iba a librarse en Monte Cassino.

La tercera batalla de Cassino, que comenzaría el 15 de marzo de 1944, tomó la forma de un ataque frontal contra el pueblo del mismo nombre -por parte de la 2ª División Neozelandesa- secundado por otro ataque de la 4ª División Indú contra la Colina del Monasterio. Sin embargo, antes de iniciarse la acción por tierra tuvo lugar un masivo bombardeo aéreo contra las posiciones alemanas con la intención de eliminar a los hombres de la 1ª División Fallschirmjäger, obligándoles a guarecerse en sus búnkeres y en los sótanos del pueblo. Por cada Fallschirmjäger alemán cayeron unas cinco toneladas de bombas durante este gran bombardeo. Las fuerzas aliadas se habían replegado en secreto previamente y ahora estaban a la espera para contemplar el increíble espectáculo de un pueblo entero saltando en pedazos bajo un «bombardeo de alfombra». A partir de las ocho de la mañana del día 15, ala tras ala de bombarderos dejaron caer su carga mortal sobre el 3° Regimiento Fallschirmjäger en Cassino. En las cuatro horas que siguieron calles enteras desaparecieron mientras los escombros saltaban por los aires y se desplomaban sobre la tierra una y otra vez. Aproximadamente unos 500 bombarderos estadounidenses lanzaron un total de 1.000 toneladas de explosivos sobre Cassino y tan pronto hubieron terminado su misión la artillería -unos 746 cañones- lanzó cerca de 200.000 proyectiles sobre el suelo.

El Leutnant Schuster -el jefe de la 7° Compañía del II Batallón, perteneciente al 3° Regimiento Fallschirmjäger- estaba presente en Cassino durante este bombardeo y relata:

“Esperamos en tensión la caída de las bombas desde nuestros refugios. Luego llegaron. El silbido estremecedor que anunciaba su caída, el retumbar de las explosiones y el ruido producido por los mismos aviones se mezclaba con el eco que devolvían las colinas, resultando en un manicomio infernal casi indescriptible. La tierra entera parecía temblar y estremecerse bajo el impacto de las bombas. De repente, un súbito silencio. Casi no había terminado de posarse la nube de polvo que flotaba en el aire cuando me decidí a visitar los otros dos puntos de apoyo. Inmediatamente me sumergí en un mar de cráteres. Una voz gritó desde algún lugar: «Todo está bien.» En ese justo momento la siguiente oleada de aparatos apareció encima de mí. No pude retroceder y permanecí donde estaba mientras las puertas del infierno se abrían de nuevo. Ya ni siquiera podíamos vernos los unos a los otros. Todo lo que podíamos hacer era tocarnos para sentir la presencia del que teníamos al lado. Una negrura de nocturnidad nos envolvía y sentíamos en la boca el sabor de la tierra quemada. El respirar se convirtió en una necesidad desesperada. Debíamos procurar por todos los medios el no morir sofocados, enterrados en vida. Agachados, en silencio, esperamos a que acabase aquella despiadada lluvia de bombas”.

El Leutnant Jamrowski, jefe de la 5ª y 8ª Compañías, quedó atrapado en el sótano que constituía su puesto de mando y el joven oficial tuvo que abrirse paso como sea. Antes del bombardeo el II Batallón contaba con 300 hombres y cinco cañones; ahora había quedado reducido a 140 y una sola pieza, La 7ª Compañía de Schuster era sólo un puñado de Fallschirmjäger y la 5ª y la 8ª Compañías apenas tenían 3 hombres cada una. En cambio, la 6ª Compañía del Hauptmann Foltin, que se había refugiado en una caverna rocosa al pie de la colina del Monasterio, había sobrevivido intacta al bombardeo.

Heidrich, que había situado su puesto de mando conjuntamente con el del 3º Regimiento Fallschirmjäger a primeras horas de la mañana, no pudo ponerse en contacto ni con su II Batallón ni con el XIV Cuerpo Panzer, pues todas las comunicaciones telefónicas y por radio habían quedado interrumpidas. La defensa de Monte Cassino quedaba así en manos de aquellos grupos dispersos de Fallschirmjäger que habían podido salir de entre los escombros después del bombardeo. Para los Aliados, por su parte, el efecto de aquel bombardeo en masa constituyó una decepción. Pese a haber eliminado a la mitad de los defensores -muertos, heridos o enterrados-, no había quebrantado su voluntad de resistir. Tan sólo unos pocos no consiguieron salir rápidamente de la desorientación producida por el bombardeo; para la mayoría el bombardeo sólo había servido para enfurecerles y despertar sus deseos de lucha. El resultado táctico fue igualmente un fracaso porque la zona bombardeada quedó convertida en un paisaje lunar, sembrada de escombros y de cráteres que hacían muy difícil el avance de las fuerzas aliadas.

Aunque Heidrich había perdido todo contacto con el II Batallón y no podía por ello dirigir personalmente la defensa del pueblo, sí podía, al menos, concentrar el fuego de su artillería sobre los neozelandeses. El fuego de su 71° Regimiento de Morteros proporcionó un valioso apoyo a los defensores, de manera que las certeras andanadas de estas armas tuvieron un importante efecto. Heidrich dirigió el fuego de todas las armas de que disponía contra los soldados neozelandeses y este apoyo sería decisivo para los Fallschirmjäger alemanes en la batalla que iba a tener lugar por Monte Cassino.

Sin embargo, a pesar de la heroica resistencia de los alemanes y del apoyo de sus armas pesadas, al atardecer del día 15 de marzo las dos terceras partes del pueblo de Cassino habían caído en manos de los neozelandeses. El General Freyberg, que era su jefe, decidió entonces continuar el ataque contra el pueblo y utilizar la 4ª División Indú para tomar el monasterio. Pero los indúes, pese a apoderarse de la Colina del Ahorcado (cota 435), no pudieron desalojar a los Fallschirmjäger de la abadía siendo incluso contraatacados por los defensores.

Durante los seis días que siguieron a este ataque, la tercera batalla por Cassino se convirtió en una enconada pugna entre las fuerzas aliadas y los hombres de la 1ª División Fallschirmjäger. Hubo un momento en que los atacantes, avanzando desde el sur y desde el este, llegaron incluso a rodear el monasterio, pero los Fallschirmjäger siguieron insistiendo tenazmente. De todas maneras, Heidrich comprendió que no le era posible defender todo el sector íntegramente y, el 16 de marzo, redujo el perímetro de sus defensas en Cassino. Las dos posiciones que cerraban el paso al enemigo fueron convertidas en puntos fuertes: el Hotel Continental -que bloqueaba la carretera número 6- y el Hotel des Roses -que dominaba el macizo situado al otro lado de la Colina del Monasterio. Se situó un carro de combate en el vestíbulo del Hotel Continental mientras los Fallschirmjäger se atrincheraban en los edificios circundantes construyendo búnkers y abrigos para sus armas. Entre tanto, Heidrich se preocupaba de infiltrar algunos refuerzos en el pueblo aprovechando la oscuridad de la noche.

La lucha era a veces brutal e inhumana. Hubo casos de camilleros neozelandeses que sufrieron los disparos de los paracaidistas e incluso de fusilamiento de prisioneros. Sin embargo, también se acordaron treguas particulares para retirar a los heridos y para intercambiar cigarrillos y alimentos. Cuando el 22 de marzo los Aliados cesaron en sus ataques, tanto sus mandos como los de los propios alemanes reconocieron que la causa del fracaso de la ofensiva había sido la heroica defensa de los hombres de la 1ª División Fallschirmjäger. El general estadounidense Marshall decía en su informe: “Los repetidos intentos de apoderarse del pueblo fracasaron por la fanática resistencia de algunas unidades de élite, en particular la 1ª División Fallschirmjäger alelamana, a la cual el General Alexander calificó como la mejor división del Ejército alemán.” Por su parte, el General Vietinghoff-Scheel (¿Heinrich Gottfried von Vietinghoff Scheel?), comandante del 10° Ejército, dijo al Feldmarschall Kesselring que “ninguna otra unidad hubiese podido mantenerse en Cassino de no ser la 1ª División Fallschirmjäger.” Pero el precio había sido muy alto, en cualquier caso. El 3° Regimiento Fallschirmjäger, por citar un ejemplo, que originalmente contaba con 700 hombres, había tenido 50 muertos, 114 heridos y 270 desaparecidos.

La maltrecha 1ª División Fallschirmjäger fue retirada de Cassino a finales de marzo y, después de una semana de descanso, enviada nuevamente al frente. Al mismo tiempo, fue despojada del tercer batallón de cada uno de sus regimientos, con el fin de constituir con ellos el núcleo de la nueva 5ª División Fallschirmjäger. De vuelta en primera línea, Heidrich situó el 4° Regimiento, con un batallón de ametralladoras, en el monasterio y en el pueblo, asignando el sector montañoso al 3° Regimiento; el 1.° quedó en reserva y el Kampfgruppen de montaña que había sido agregado a la división, fue encargado de la defensa de Monte Cairo.

Cuando los Aliados lanzaron su cuarto y último ataque contra Cassino el 11 de mayo, su superioridad era ya abrumadora. La fuerza de choque del ataque la constituía el II Cuerpo de Ejército polaco, llevando a su izquierda al XIII Cuerpo de Ejército británico, que debía progresar por la carretera número 5. Flanqueando a estas unidades estaba el 5º Ejército estadounidense, que incluía el Grupo Expedicionario francés, encargado de avanzar por la carretera número 7. La ofensiva estaría apoyada por 1.600 piezas de artillería y 300 camiones. Haciendo frente a este despliegue sólo había, en el lado alemán, cuatro débiles divisiones.

Una vez más los Fallschirmjäger alemanes tuvieron que soportar un bombardeo en masa antes de que se iniciase el ataque por tierra. La lucha más encarnizada se desarrolló en el Colle Sant'Angelo, donde el 3° Regimiento Fallschirmjäger se enfrentaba al Cuerpo polaco. Su I Batallón, mandado por el Oberstleutnant Rudolf Böhmler, tuvo que defender la Colina del Calvario contra los continuos asaltos de los polacos, llegándose a librar durísimos combates cuerpo a cuerpo sólo interrumpidos por los bombardeos aéreos y el fuego de artillería. La 1ª Compañía de Böhmler fue desalojada de lo alto de la colina por tropas de montaña polacas y este acontecimiento supuso una seria amenaza para los alemanes que ocupaban el monasterio. El I y II Batallón Fallschirmjäger montaron sin éxito cuatro contraataques sucesivos para recuperar la colina, pero no fue sino hasta la tarde del 12 de mayo que una patrulla de la 14ª Compañía bajo el mando del Oberfeldwebel Schmidt pudo al fin expulsar a los polacos de ella.

El 17 de mayo la 1º División recibió la orden de retirarse de Monte Cassino. Protegidos por la oscuridad de la noche, los Fallschirmjäger abandonaron en silencio las posiciones que habían defendido durante semanas de feroces combates y marcharon hacia el norte, en dirección a la Línea Adolf Hitler. No habían sido derrotados, pero el Cuerpo francés había roto el frente alemán al suroeste de Cassino y las posiciones al norte del pueblo corrían ahora el peligro de quedar aisladas. Obligados a retirarse contra su voluntad, su reputación quedaba incólume. Tanto el Alto Mando alemán como el de los Aliados coincidieron en reconocer que sólo una unidad capaz de los mayores sacrificios y de tan sólida disciplina podía haberse sostenido en Cassino ante la enorme presión de las fuerzas aliadas durante los meses de marzo y abril de 1944. Ellos fueron los “Diablos Verdes”

Los hombres de la 1º División Fallschirmjäger (“Diablos Verdes”) merecen ser recordados como algunos de los mejores soldados de toda la Segunda Guerra Mundial.

Fuentes consultadas:
http://www.portierramaryaire.com/foro/viewtopic.php?=&p=37866
http://historia.mforos.com/681974/5086061-fallschirmjager-paracaidistas-alemanes/
http://sgm.casposidad.com/foro/viewtopic.php?t=357
http://usuarios.lycos.es/eduardomacri/plano_monte_cassino_other.jpg
http://www.panzerzug.es/pzg/content/view/106/56/

http://razonyfuerza.mforos.com/669697/7199378-fallschirmjager/

Saludos y como dice el Estimado Corso ¡Fallschirmjäger!. Very Happy



_________________
"Serás lo que debes ser o no serás nada"
(General José de San Martín - Libertador de Argentina, Chile yPerú)
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
Mostrar mensajes de anteriores:
Responder al tema Página 1 de 2
Ir a página 1, 2  Siguiente

Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro
  





Crear un foro | foros de Formación | Hosting gratis | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo